27 abril, 2020 Por gerd Desactivado

El Chico de los Ojos de gato

El Chico de los Ojos de Gato

Autor/es: Kazuo Umezz
Formato: Rustica A6
Estado: 1 de 2 Tomos en total 536 Paginas
Editorial: Satori Ediciones
Seinen Terror clasico

Sinopsis Editorial:

Once historias autoconclusivas del personaje de culto creado por Kazuo Umezz, el maestro indiscutible del manga de terror.

Mitad humano, mitad monstruo el Chico de los Ojos de Gato está condenado a la soledad: demasiado parecido a los humanos para ser aceptado en el mundo de los demonios, demasiado monstruoso para vivir entre humanos. Oculto en las sombras, escondido en los desvanes de las casas, vaga por el mundo ayudando a los inocentes, castigando a los malvados y desatando el horror a su paso. Un estilo único e inconfundible, unas historias perturbadoras y un sentido del humor peculiar y extravagante han convertido a Kazuo Umezz en referente fundamental del manga de terror durante décadas.

Opinión Librería:

Sin duda el trazo de Kazuo recuerda a todas esas historias de los 70 que hemos visto en televisión en la década de los 80. Astroboy, de Tezuka, o Koji de Mazinger Z. Pero, por la temática, las paginas se llenan de tramas negras y trazos a tinta sin fin. Personajes grotescos, casas fantasmagóricas y protagonistas que reflejan el drama en sus caras.

En las paginas encontraremos el terror japones por excelencia, el del Mundo de los Yokai, donde lo bueno y lo mano se nos mezcla en nuestra mente occidental y en perspectiva de los años y con decenas de historias de terror acumuladas, nos suenan hasta cierto punto ridículas. Y de ahí su encanto.

Se saborea y se huele esa esencia vintage del terror antiguo, mucho mas psicológico, basado monstruos, el miedo a lo desconocido, a las malformaciones, seres peores que la muerte.

Ese terror tan japones donde los monstruos por desconocidos y extraños nos causa un terror diferente, no aprendido, pero igual de aterrador, aunque nos resulte infantil.

El protagonista de las historias, el niño de los ojos de gato, asiste a la mayoría de las historias, como un espectador, a ratos solo observador impasible, a ratos protagonista de la dirección de la historia, como un personaje que no es eje de los acontecimientos, pero se ve arrastrado, sea por decisión propia o las circunstancias que lo arrastran a actuar.

Indudablemente, es un manga imprescindible para los adoradores de la historia del Manga, y no puede faltar en una colección, por contenido y por su acabado.